La desnudez en las playas en manos del Tribunal Supremo

Blog de la FEN - Mar, 25/03/2014 - 17:13
En 1988, tras algunos problemas en las playas gallegas, nuestros legisladores cerraron por unanimidad la puerta a la posibilidad de los poderes públicos de dictar nuestra vestimenta, especialmente en las playas o lugares de baño. El gobierno suprimió mediante la Ley Orgánica 5/1988 el específico artículo 577.1 que penaba a
"Los que se bañaren faltando a las reglas de decencia o de seguridad establecidas por la Autoridad serán castigados con multas de 500 a 5.000 pesetas y con represión privada"El Tribunal Superior de Andalucía introduce en su sentencia una referencia al ese artículo del CP pero no saca de ello las dos consecuencias sencilla y necesarias:
1.- que fue abolido y por tanto no puede ser re-introducido por una mera ordenanza,
2.- y que las regulaciones que afectan a libertades han de hacerse mediante Ley Orgánica.

26 años después, son tres los Tribunales Superiores de Justicia (Cataluña, Castilla y León y Andalucía) los que desconociendo el sentir de los ciudadanos y los deseos unánimes de nuestros legisladores han dado marcha atrás y en cuatro sentencias permiten que cuatro ayuntamientos mantengan en sus ordenanzas la penalización de la desnudez. Nunca pensamos que habría que llegar al Tribunal Supremo para defender algo tan obvio y tan claro en nuestra legislación.


Por ello la Federación Española de Naturismo ha puesto hoy también la cuarta de estas Sentencias en manos de el Supremo. La Asociación Naturista-Nudista de Andalucía, ANNA, integrada en la FEN, así se lo ha solicitado a la FEN una vez conoció la Sentencia. Sentencia que como las otras tres es de una gran pobreza y no está justificada en derecho.
Los Tribunales denunciados por los Naturistas ante el Supremo se empeñan en desconocer que:
"Todo el ejercicio del derecho fundamental está reservado a la Ley, y no puede por ello ser objeto directo de regulación por una Ordenanza municipal.” (Sentencia en casación del  TS 4118/2011, del 14 de febrero de 2013).Por eso en nuestro recurso de hoy recordamos que:
“Por ello, porque determinar cómo debe aparecer, o cómo no, una persona afecta a sus derechos fundamentales, no cabe, de acuerdo con los textos reseñados de la Ley del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común y de la Ley del Gobierno, que la administración lo haga. Cabe, cierto, es, pensar que quepa hacerse una regulación sobre esta materia, pero ello deberá hacerse necesariamente por el legislador, pues, como se lee en el artículo 53.1 de la Ley de Leyes, “Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente Título vinculan a todos los poderes públicos. Sólo por ley, que en todo caso deberá respetar su contenido esencial, podrá regularse el ejercicio de tales derechos y libertades, que se tutelarán de acuerdo con lo previsto en el artículo 161.1 a).”, corresponde esa potestad al legislador, no a la administración. (Magistrado discrepante, Don Agustín Picón Palacio. Fundamento 5º, Sentencia de Valladolid)El Tribunal Andaluz se empeña también en poner al mismo nivel actividades que suponen peligro físico o medioambiental (juegos, volar cometas, ducharse con detergentes,…) de las que vienen ocupándose habitualmente y correctamente las ordenanzas, con limitaciones que afectan a la libertad de expresión. Recurramos al Supremo, (Contencioso Administrativo, Sección 7ª, Recurso de Casación 4118/2011, 14 febrero 2013) para ver como se debe interpretar las limitaciones al 139 de la LBRL:
“Al no tratarse de conductas que produzcan consecuencias físicamente evaluables (como el ruido, las emanaciones de gases o fluidos, la emisión de ondas magnéticas, el ornato de la edificación, juegos, animales, que están sin duda en la génesis de la reforma de 2003 que alumbró los artículos 139 y 140 de la LBRL) resulta un puro ejercicio de voluntarismo reconocer en aquellas conductas la posibilidad perturbadora que permita encuadrarlas en el concepto legal -perturbación de la convivencia que afecta a la tranquilidad- aun cuando no se aceptara que lo irrelevante está fuera de la norma».Como se ve, en ningún lugar se habla de daños morales hacia otros ciudadanos, coherentemente con el TC (Constitucional), que define el Orden público protegido por ley como “las situaciones en que se ponga en peligro la integridad física de las personas o de los bienes protegidos constitucionalmente” 
El Supremo no deja lugar a dudas de como deben interpretarse las competencias se establecen el artículo 139 de la Ley por la que se rigen los Ayuntamientos (LBRL):
“En todo caso, por muy amplia que sea la potestad de los Ayuntamientos para la regulación de infracciones y sanciones, no puede olvidarse que el art. 139 LBRL se refiere a "las relaciones de convivencia de interés local", lo que de por sí obliga a suscitar la cuestión de si la limitación de un derecho fundamental, que por definición constitucional corresponde a todos los ciudadanos de la nación, puede considerarse como concerniente al interés local, para así poder atribuir a los gestores democráticos de ese interés la posibilidad de emanar regulaciones, que, al circunscribirse al ámbito espacial del ente, no resultan coextensas con el ámbito propio del derecho, de modo que el derecho resulte limitado en una parte del territorio nacional y no en otras.”Por último el Tribunal andaluz establece una peligrosa conclusión, y es que “para que se cumplan mejor los fines que postula, estén en una zona habilitada al efecto.” Lo cual implicaría el establecimiento de zonas (playas) reservadas para un colectivo, el que no desea usar bañador para disfrutar de la playa, y que lógicamente tendría el derecho paralelo de que la autoridad exigiera a los ciudadanos que deseen acceder a estas “zonas habilitadas” a que les obliguen a prescindir de la ropa, que les multen y que les detengan por desobediencia si persisten en su terca actitud de usar ropa.

A lo largo de toda la Sentencia el Tribunal Andaluz manifiesta una posición ideológica frente a la desnudez en la playa. Esto se nota en afirmaciones tales como que el que no usa el bañador “quiere ponerse desnudo frente a otras personas que no lo están, que tienen la libertad también secular de ir vestidos con el bañador de playa”. Sin embargo no usa la misma terminología al referirse a las personas con bañador como las que quieren ponerse vestidas frente a los demás. ¿Ha negado alguien en algún momento la libertad de ir vestidos con bañador a alguien en la playa? La Sentencia utiliza ideológicamente los conceptos de “integridad moral y ética”. ¿Es inmoral el cuerpo humano? ¿A qué moral o ética se está refiriendo el Tribunal en sus citas? ¿A la cristiana o católica? Pongamos que sí. Pero ¿a cuál? ¿A la de Francisco de Asís o a la de grupos religiosos integristas minoritarios? Y cuando cita los conceptos “respeto y consideración” ¿se refiere a respetar la naturalidad de un cuerpo humano disfrutando de la playa? ¿O más bien a una ideología concreta que pretende establecer un derecho a no ver por parte de una pequeña minoría que normalmente tiene prohibido incluso acudir a las playas para no sufrir tentaciones ante la visión de un mero bikini?Por lo tanto sí a la moral pública, pero no entendida como lo interpreta la Sentencia que recurrimos, pues nada hay más moral que la propia apariencia del ser humano y nada más inmoral que su condena a ser ocultado.

26 años después, el Tribunal Supremo se verá en la obligación de ratificar lo que ya hicieron nuestros legisladores en 1988, y los ciudadanos podremos volver a elegir la ropa o la no ropa que deseemos en función de la climatología, la actividad que desarrollemos, nuestras convicciones o nuestro simple capricho, sin temor a la autoridad policial, como veníamos haciendo desde 1988 hasta que a la alcaldesa de Cádiz y después a otros 3 alcaldes, se les ocurriera privarnos de esta decisión y de que tres Tribunales Superiores les dieran, asombrósamente, la razón. Cádiz, Barcelona Platja d'Aro y Valladolid podrán volver a ser ciudades como las demás y a ninguna otra alcaldesa o alcalde se le ocurrirá introducir en sus ordenanzas semejante disparate.

Más información sobre la evolución de este caso y artículos de opinión y prensa:
    Con esta casación ya son cuatro las que la FEN tiene presentadas y admitidas ante el Supremo contra las respectivas sentencias de los Tribunales de Cataluña, Castilla y León y Andalucía. Aquí puedes descargarte los textos completos en formato pdf. Te recomendamos la última, la de Cádiz, por su actualizad (la hemos presentado hoy mismo):Tasas por demanda  = 1290 € (van 4 en el Supremo). Ayúdanos asociándoteAyuda a difundir esta noticia en las redes sociales. Empieza por el servicio de difusión de noticias Menéame: http://www.meneame.net/story/desnudez-playas-manos-tribunal-supremo

    Reportaje con Julian, activista Naturista canario

    Blog de la FEN - Dom, 16/02/2014 - 18:27
    Vídeo del naturista del año 2010, Julián, para una TV holandesa (está en español con subtítulos en Inglés):
    Este reportaje se realizó tras poner en contacto la FEN a Julian con el canal holandés mtetropolistv:
    Julián fuen nombrado Naturista del año 2010.

    Gracias a los activistas por su trabajo en nombre de ADN, la FEN y todos los Naturistas. Julián se asoció a ADN el pasado viernes, por lo que ahora pertenece a dos asociaciones de la FEN (Naturaten, de Tenerife, es la otra)

    Indulto para el activista del Naturismo Rafa

    Blog de la FEN - Vie, 14/02/2014 - 18:41
    Te presentamos a Rafael Martín, del que ya te hemos hablado muchas veces en este Blog
     Rafa necesita firmas para adjuntar al gobierno con su petición de indulto. No se tarda nada en firmar y en difundir entre tus amigos y en tus redes sociales. Date prisa. Ayuda a evitar una injusta condena de 6 meses en prisión que el juez se empeña en aplicar, a pesar de que no suele ser corriente encarcelar por menos de dos años a personas sin antecedentes y claramente no peligrosas.
    Firma pulsando aquí.

    Tertulia con el activista nudista Julián el marino en Madrid

    Blog de la FEN - Jue, 06/02/2014 - 11:13
    Julián y su hijo en una playa "cualquiera"ADN, la Asociación para el Desarrollo del Naturismo en la Comunidad de Madrid nos sorprende con este regalo: la primera tertulia con el activista nudista Julián el marino.
    Inició su lucha en Las Palmas de Gran Canaria contra un reglamento que fue declarado ilegal a petición suya por el Diputado del Común (defensor del pueblo) y por sentencia judicial (aun así el reglamento no ha sido derogado, asombrosamente). Fue nombrado naturista del año por la FEN en 2010. Su lucha se estiende a todo lugar que visita, teniendo pendiente por ello un juicio en Cantabria.
    Lee más sobre esta tertulia (día, hora, como llegar) el blog de ADN.

    ¿Imponer la desnudez? Imponer la vestimenta

    Blog de la FEN - Vie, 24/01/2014 - 08:39
    Playa exclusiva para blancosHabía oído en alguna ocasión que una persona desnuda impone su desnudez a los demás, pero es la primera vez que lo veo escrito en una sentencia judicial. ¿Impone su vestimenta a los demás la persona que va vestida? ¿Impone su particular modo de vestir? ¿Impone su ideología ("la ropa es necesaria"; el cuerpo debe ocultarse; etc..., si es que hay una ideología detrás o es consciente de que la hay)?¿Impone su vestimenta a los demás la mujer con pañuelo o burka? ¿Impone su religión o ideología los demás? ¿Hace proselitismo? ¿O sólo la muestra al exterior? ¿O ni siquiera la muestra, simplemente viste así?
    Una persona desnuda no impone nada a los demás, simplemente no necesita ropa y no la usa. Una persona desnuda NO OBLIGA a los demás a desnudarse, y por tanto no les impone la desnudez. No les impone nada.
    En cambio una ordenanza que prohíbe la desnudez en las playas, como la de Cádiz, sí impone algo, la vestimenta, y sí impone una ideología, la que dice que en el cuerpo hay partes que no deben mostrarse aunque la ropa no sea necesaria. Y la impone penalmente, ya que no basta pagar la multa y seguir en desnudez, sino que la autoridad obliga a vestirse y abandonar la playa o te detiene y acusa de resistencia a la autoridad, delito penal que puede acarrear cárcel y que lo hará si se repite.
    La sentencia del Tribunal sevillano impone la vestimenta obligatoria o la obligatoriedad de ir a disfrutar de la playa en lugares que llama "habilitados" en el caso de que el ayuntamiento decida habilitarlos. La sentencia no es neutral ideológicamente, sino que impone una ideología que nos recuerda a las viejas herejías dualistas en las que el cuerpo era malo y había que ocultarlos, someterlo, mortificarlo para liberar al alma.
    Activistas de la ONG Equanimal en la Puerta del
    Sol de Madrid, desnudos y cubiertos de sangre
    artificial, para protestar contra la matanza de
    focas en Canadá /EFEPor eso, y en buena lógica, el Tribunal, intentando imponer su ideología, responde afirmativamente a su pregunta
    "¿Se podría prohibir pasear una persona individualmente o en grupo por la Puerta del Sol de Madrid por la creencia de que esto es bueno como medio educativo para sus hijos y para ellos mismos?" desconociendo que desde hace muchos años un grupo de defensores de los animales se desnuda precisamente en la Puerta del Sol para educar a los ciudadanos y sobre todo a la infancia de que no se debe maltratar a las focas en Canadá matándolas a palos para vender sus pieles. Y esta campaña, seguida por muchas familias, ha conseguido sus objetivos y el parlamento europeo ha vetado la venta de piel de foca canadiense en Europa.
    El Tribunal Supremo anulará esta sentencia por ideológica y por tratar de imponer una ideología.
    Los ciudadanos de Cádiz no desean imponer a los demás ciudadanos ninguna ideología, y no dejarán que un simple reglamento, una ordenanza, limite su libertad de expresión por mucho que lo apoye un tribunal, tratando de imponer la ideología personal de sus magistrados.

    4 años ha necesitado el Tribunal de Sevilla para llevarnos 26 años al pasado

    Blog de la FEN - Jue, 23/01/2014 - 08:32
    El Tribunal Superior de Andalucía ha necesitado más de 4 años para pronunciarse sobre la prohibición del nudismo en las playas de Cádiz, y lo ha hecho situándonos en la legislación anterior a 1988. Regresamos 26 años al pasado.
    Humor por Azagra (Cádiz)Se trata de una sentencia que utiliza lenguaje anti-jurídico y pre-constitucional (alusiones a la moral y buenas costumbres, posicionamiento en cuanto a una manera concreta de educar a la infancia,...) e incorpora elementos que no se encontraban ni en la Ordenanza, ni en la Demanda, ni en la defensa del ayuntamiento. Admite que el delito se abolió. Menciona incluso que la FEN
    no cita la antigua falta de bañarse "faltando a las reglas de decencia o de seguridad establecidas por la autoridad" del art 577.10 del Código Penal de 1973, y sin embargo este conocimiento no le sirve para concluir que una vez abolido por Ley Orgánica (5/1988, que si citamos ampliamente y en la que se anula también el 577 junto al más amplio de escándalo público) no es posible re-introducirlo mediante un mero reglamento municipal.
    Asombrosa sentencia y fácilmente recurrible.
    La sentencia no se hará firme y por tanto pueden seguir ignorándola los ciudadanos, ya que la FEN y la asociación de Andalucía (ANNA) acudiremos al Supremo en casación, en los plazos indicados y a pesar de las nuevas abusivas tasas que tenemos que asumir para defender los derechos de los ciudadanos de Cádiz a decidir que ropa desean usar en sus playas.
    Como contraste a esta Sentencia que nos retrotrae al pasado leemos en El Mundo de ayer que "Los tribunales dan la razón al policía que se desnudó en 2009" ya que "El juzgado dice que el agente ejercía su derecho a la libertad de expresión". ¡Lógicamente!
    Nos preguntamos por qué un Tribunal, y además Superior, basa sus sentencias en argumentos no jurídicos. ¿Por qué no se limita a aplicar la Ley?

    (Teléfono de contacto para medios de comunicación: 629924348, Ismael Rodrigo)

    Los Naturistas llevan al Ayuntamiento de Valladolid al Supremo

    Blog de la FEN - Dom, 19/01/2014 - 14:13
    El pasado jueves, 16 de enero de 2014, la FEN presentó en Madrid ante el Tribunal Supremo recurso de casación contra la Sentencia emitida por el Tribunal Superior de Castilla y León que daba por válida la parte de la llamada por los ciudadanos de Valladolid "ordenanza antisocial" en la que se prohíbe y sanciona la desnudez total o parcial (ir sin camiseta) y el uso del bañador fuera de los lugares de baño.Tasas por cada demanda  = 1290 € (y van 3). Ayúdanos asociándoteComo recordaréis en dicha sentencia el único argumento del Tribunal es un mero juego de palabras:“En absoluto el precepto controvertido está imponiendo una u otra forma de vestir. Lo que precepto prohíbe son formas de no vestir”. Podéis descargaros aquí el texto completo presentado de nuestro recurso de casación en formato pdf. Son un total de 15 páginas redactadas en un lenguaje comprensible, aunque no por ello no correcto jurídicamente hablando, como suelen ser todos nuestros recursos. En esta ocasión nos hemos basado en especial en los 8 puntos que incorporó el magistrado discrepante en el voto particular que se incluía en la propia sentencia. Por tanto ya no son sólo nuestros argumentos, los de los defensores del pueblo y los de otros juristas, sino también los de un magistrado de el alto Tribunal de Castilla y león los que se apuntan para respaldar nuestras tesis.
    Con esta casación ya son tres las que la FEN tiene presentadas y admitidas ante el Supremo:
    1. Recurso de casación presentado por el CCN, Club Catalán de Naturismo, el día 7 de mayo de 2013 ante el Supremo contra la Ordenanza de Castell-Platja d’Aro i S’Agaró. El ayuntamiento recurrió la presentación de la casación pero el Supremo ha decidido que siga adelante y ha condenado a costas al Ayuntamiento por haber obligado al Supremo a resolver este incidente. 
    2. Recurso de casación presentado por la FEN el día 25 de junio de 2013 ante el Tribunal Supremo contra la Sentencia que daba la razón al Ayuntamiento de Barcelona. 
    3. Texto completo presentado del recurso de casación contra la Sentecia de Valladolid en formato pdf. 16 de enero de 2014.

    Sólo las nuevas tasas por presentar cada uno de estos recursos de casación son de 1290 € (antes eran nulas). Si quieres colaborar a que podamos seguir defendiendo tus derechos la mejor manera de hacerlo es asociarte a cualquiera de las asociaciones integradas en en la FEN (ver listado de asociaciones en este enlace). Gracias.

    Stephen Gough, prisionero de conciencia, en la BBC1

    Blog de la FEN - Mié, 15/01/2014 - 09:39
    El próximo 21 de enero a las 22:35 (una hora más en centro-Europa) se emitirá un reportaje sobre Stephen Gough en la BBC1, grábalo si tienes oportunidad. Aquí te ofrecemos un avance:

     
     (Fuente: http://www.bbc.co.uk/programmes/p01pvbxr)

    Stephen Gough es un preso de conciencia condenado en la práctica a cadena perpetua y en total aislamiento en cárceles Británicas. Difunde y apoya.